Neuritis vestibular aguda

 

 

La neuritis vestibular aguda es la segunda causa más frecuente de vértigo periférico por detrás del vértigo postural paroxístico benigno.

La neuritis vestibular aguda provoca un vértigo intenso (giro del entorno o de uno mismo), sensación de movimiento del entorno (oscillopsia), inestabilidad postural y de la marcha con tendencia a caerse junto con nauseas y vómitos. La neuritis vestibular no se acompaña de alteraciones de la audición.

Los síntomas empeoran con los movimientos cefálicos por lo que los pacientes tienden a limitar los movimientos. El inicio puede ser agudo o subagudo (unos días antes pueden notar ligeras sensaciones de giro de objetos) y puede durar de días a semanas. Suele ocurrir en adultos entre los 30 y 60 años. La causa de la neuritis vestibular aguda es la afectación del nervio vestibular y se cree que está relacionado con procesos vitales.

Cuando se produce una lesión vestibular aguda (como en la neuritis vestibular aguda) se produce un nistagmo horizontal rotatorio cuya fase rápida se dirige hacia el oído sano y la fase lenta hacia el oído lesionado. La fase que define el nistagmo es la fase rápida. El nistagmo es una oscilación rítmica de los ojos que se produce cuando existe una diferencia de la información vestibular.

En el video que inicia esta entrada presenta una afectación laberíntica izquierda (p.e. por una neuritis vestibular izquierda) provoca un nistagmo cuya fase rápida se dirige a la derecha y la fase lenta hacia la izquierda. Puesto que la fase rápida se dirige a la derecha se define como nistagmo hacia la derecha. El nistagmo es, por tanto, siempre horizontal y hacia la derecha en las posiciones primarias de la mirada (unidireccional). El nistagmo no cambia de dirección. El nistagmo es más evidente cuando la mirada se dirige hacia la dirección de la fase rápida del nistagmo (observar en el video que cuando mira a la derecha el nistagmo es más evidente). Cuando se suprime la fijación ocular con las gafas de Frenzel el nistagmo es mucho más intenso y detectable (al inicio del video). Cuando se retiran las gafas de Frenzel el nistagmo es menos intenso (al final del video).

Las gafas de Frenzel son unas gafas con unas lentes de + 20 dioptrías que impiden la fijación ocular y permiten magnificar los movimientos oculares.

Siguiendo el caso anterior, en una neuritis vestibular aguda izquierda los síntomas y signos son los siguientes:

  1. Sensación intensa y violenta de giro de objetos (vértigo) hacia el lado derecho (sano).
  2. Nistagmo espontáneo horizontorotatorio hacia el lado derecho (sano).
  3. Tendencia a caer y desviación de la marcha hacia el lado izquierdo (lesión).
  4. Nauseas, vómitos, palidez y sudación fría (síntomas vegetativos).
  5. En la maniobra oculocefálica (test del impulso cefálico) se aprecia una respuesta hipométrica cuando los movimientos de la cabeza se realizan hacia el lado de la lesión.

No deben existir síntomas auditivos (hipo/hiperacusia, acúfenos, sensación de presión aural o taponamiento) ni otros síntomas o signos neurológicos.

La recuperación es lenta.  El momento de mayor afectación suelen las primeras 24 horas (en general- los tiempos son orientativos); la sensación de vértigo es el síntoma que primero desaparece junto con los síntomas vegetativos (alrededor de una semana); posteriormente desaparece el nistagmo (alrededor de un mes) y posteriormente se recupera la estabilidad en la mayoría de los pacientes, pero no en todos,  gracias a lo que se denomina la compensación vestibular.

La evolución del nistagmo suele ocurrir de la siguiente manera: en las primeras horas el nistagmo es espontáneo y aparece en ausencia de fijación (si cierran los ojos se puede palpar el movimiento sobre los párpados) y aparece con la fijación, por lo que los pacientes suelen estar quietos tumbados (sobre el oído sano) con los ojos cerrados para evitar la sensación de movimiento. En unos 3-5 días, el nistagmo se suprime con la fijación visual en la posición primaria de la mirada pero aparece durante unas 2-3 semanas en ausencia de fijación y cuando se dirige la mirada hacia la fase rápida del nistagmo. Posteriormente, pasado este tiempo, el nistagmo sólo es detectable en la exploración específica ( de la motilidad ocular espontánea y con la agitación cefálica).

El tratamiento de la neuritis vestibular aguda se basa en aliviar los síntomas vertiginosos y vegetativos y ayudar a la recuperación funcional del órgano periférico mediante la rehabilitación vestibular.

Anuncios

Acerca de Tomás Pérez Concha

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad del País Vasco. Especialista en Neurología vía MIR. Máster en Medicina Evaluadora y Peritaje médico por la Universitat de Barcelona. Capacitación técnica específica en Neurosonología por la Sociedad Española de Neurología.
Esta entrada fue publicada en CONSULTA NEUROLOGIA, ENFERMEDADES NEUROLOGICAS, NEURITIS VESTIBULAR, VERTIGO y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s