Discinesia tardía por neurolépticos: diagnóstico

El diagnóstico de la discinesia tardía por neurolépticos según el DSM IV se basa en: la aparición de los síntomas durante la toma de un agente bloqueante de los receptores de dopamina durante al menos 3 meses (o un mes en pacientes mayores de 60 años) o dentro de las cuatro semanas siguientes tras la supresión del tratamiento si es oral o de las 8 semanas si es en la forma depot. Estos síntomas deberían persistir al menos 1 mes tras la suspensión del fármaco responsable.

El efecto de los neurolépticos  y otros grupos de fármacos, que tienen un efecto añadido antidopaminérgico a su efecto principal, sobre el bloqueo de los receptores dopaminérgicos está claro. El problema se trata en explicar cómo los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina producen los mismos síntomas. Se ha señalado que el aumento de los niveles de serotonina podría producir una inhibición de las neuronas estriatales y tener un efecto antidopaminérgico similar.

He elaborado un listado de fármacos más frecuentemente relacionados con la discinesia tardía por neurolépticos:

Neurolépticos típicos y atípicos:

Fenotiazinas:

Clorpromazina

Flufenazina

Levopromazina

Tioridazina

Perfenazina

Trifluoperazina

Tioproperazina

 

Butirofenonas

Halperidol

Derivados butirofenónicos:

Pimozida

Risperidona

Análogos de las fenotiazinas

Clozapina

Olanzapina

Quetiapina

Risperidona

Ziprasidona

Benzamidas

Amisulpiride

Sulpiride

Tiaprida

Bloqueantes de los canales de calcio

Flunarizina

Cinarizina

Antieméticos:

Metoclopramida

Prometazina

 

Antidepresivos tricíclicos

Amitriptilina

Doxepina

Imipramina

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

Fluoxetina

Paroxetina

Fluvoxamina

Sertralina

Litio (normalmente en niveles tóxicos)

Inhibidores selectivos de la recaptación de adrenalina y noradrenalina

Duloxetina

Citalopram

Fármacos antiepilépticos

Fenitoína

Primidona

Fenobarbital

Carbamacepina

Antihistamínicos

Difenhidramina

Cimetidina

Ranitidina

Fármacos para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson

Levodopa

Trihexifenidilo

Para más información podéis acceder al siguiente enlace.

Acerca de Tomás Pérez Concha

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad del País Vasco. Especialista en Neurología vía MIR. Máster en Medicina Evaluadora y Peritaje médico por la Universitat de Barcelona. Capacitación técnica específica en Neurosonología por la Sociedad Española de Neurología.
Esta entrada fue publicada en MOVIMIENTOS ANORMALES y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s